Walter y Patricia

Llegamos a REMA despues de muchos años de habernos lastimado y con heridas no sanadas. Habiamos buscado muchas opciones para mejorar nuestra relacion cursos, psicologos, especialistas en insomnio, etc.. Sin embargo, ninguna era buena para nosotros y cada vez nos hundiamos mas y mas. Hasta que unos image020amigos nos hablaron de REMA y de como el programa habia ayudado a que disolvieran el divorcio y vivir juntos otra vez. Inmediatamente llamamos para una entrevista y vivimos el programa en sus tres etapas. Hoy decimos que nuestra vida se divide en antes y después de REMA y vamos construyendo nuestra felicidad aplicando las herramientas que nos dio y sigue dando el programa. Lo mas importante, es ver la felicidad en el rostro de nuestros hijos.

Este programa vale la pena, no te pierdas la oportunidad de ser feliz en tu matrimonio, hay esperanza, no lo dudes.